La importancia de una buena planificación

Muchos pescadores coinciden en la importancia  tan trascendental que tiene un enfoque adecuado previo a una jornada de pesca. Pues en ello reside, en un alto porcentaje, el posterior acierto a nuestra salida de pesca, y tener un desenlace satisfactorio en cuanto a capturas.

Para ello debemos de tener claro muchos valores que afectan directa o indirectamente a la actividad de las especies que podremos encontrar o no en sus comederos. Otra cosa fundamental que debemos de tener claro a la hora de una planificación con garantías es conocer los pesqueros y el uso que le dan a sus comederos los peces de la zona. Así pués es mucho mejor observar factores tan aleatorios como determinantes como son los estados de la mar, el tiempo atmosférico, vientos, cambios barométricos o mareas todos esos valores previstos antes para poder elegir un pesquero adecuado y no caer en el error de planificar una salida de pesca a una zona determinada sin tener en cuenta que nos vamos a encontrar allí, pues probablemente el pesquero tenderá a defraudarnos la mayoría de las veces.

De la misma forma es mucho más productivo enfocar la salida de pesca prevista en función a la especie que mejor se adapte o pueda dar la cara en un determinado lugar según que valores previstos nos acompañará a la fecha establecida para nuestro rato de pesca.

 

Puede parecer una tontería estos dos razonamientos expuestos, sin embargo es sin duda un salto interesante hacia la pesca selectiva por parte de un pescador, más aún si este se encuentra con ganas de evolucionar dentro del dominio del aprovechamiento de su tiempo de pesca y su resultados, pues no hay nada más satisfactorio para un pescador selectivo que preveer la pesca de una especie en concreto, días antes, desde casa, con los medios que nos ofrece hoy en día aplicaciones e internet, programar dicha jornada, enfocar todos los preparativos en pos de dicha especie y dicho lugar elegido tras la lectura adecuada de los valores que se presentarán y luego desarrollar la jornada de pesca en esa línea hasta conseguir la especie buscada…. Entonces es cuando tiene mucho más sentido la pesca moderna y pescador desarrolla su propio criterio y personalidad en su deporte favorito.

Hoy en día, estamos sumergidos en la era de la información, este es un tiempo en el que todo se puede encontrar, contar o difundir; tanto lo acontecido como lo que dará lugar. Es por ello que los principios del entendimiento de muchos de los hábitos que tienen las especies las cuales buscamos todos los pescadores pasa por saber como, cuando, donde y por qué se alimentarán.

Entonces entran en juego muchas teorías algunas de las cuales están demostradas científicamente dando lógica y al menos una explicación acerca de la presencia y actividad de la pesca en la costa.

Estas son algunos de los parámetros a tener en cuenta para un pronóstico encauzado hacia una salida de pesca con criterio y sentido.

Todos ellos son importantes y según que época del año, momento estacional, según la especie buscada y su estado biológico, puede ser más o menos determinantes, llegando incluso a imperar unos parámetros sobre otros.

 

Meteorología

Con el factor meteorológico podemos dar por sentado multitud de variantes, pues alberga muchísimos campos tales como vientos, precipitaciones, estabilidad o inestabilidad atmosférica, incluso como puede afectar a la luminosidad de una jornada ( por ejemplo si esta jornada es nocturna y hay prevista una luna llena pero la previsión da cielos nublados ) temperaturas, estados de la mar, temperatura del agua etc etc.

 

La previsión meteorológica es quizás uno de los pronósticos más comunes, ya no sólo en asuntos relacionados con la pesca o actividades deportivas sino también en cualquier actividad de la índole que sea. Por lo tanto nos es muy familiar, usar dichas predicciones y puede que también esté muy normalizado el uso de aplicaciones donde obtener dichos informes meteorológicos. Al menos en los valores más comunes pero no por ello tan trascendentales para el desenlace o traducción en capturas como otros como la previsión barométrica o el estado de la mar, mucho menos comunes entre los usuarios totales de las web’s que ofrecen estas previsiones.

Cuando nos planteamos valorar estos parámetros, recordando siempre que son previsiones, no debemos de ser muy mecánicos con la información que estamos leyendo u obteniendo, más bien debemos de hacer una lectura objetiva con una actitud de análisis con todos los valores, es decir aprender a hacer lecturas de los datos en función de una elección con posibilidades reales según especie y escenario. Por ello no estaría de más incluso echar un vistazo del pronóstico anterior y posterior al día elegido para nuestra jornada,

 

Pronostico general

En este pronóstico, que suele ser el más común nos dará buena cuenta de las condiciones más fundamentales que nos encontraremos, precipitaciones, temperatura, viento y gracias a los adelantos de nuestro tiempo incluso cantidad de precipitaciones si este fuere el caso, cuando lo hará y hasta que hora etc etc, así como fuerza y dirección del viento. Lo normal, que sin quitarle importancia ya que esto nos dará una idea para anticiparnos a que tipo de ropa y equipo será mas conveniente disponer.

Gracias a la magnifica y bendita era de la información muchas son las web que ofrecen este tipo de pronósticos, lo recomendable es siempre contrastar información entre unas y otras

 

 

Pronostico del viento:

Dicho pronóstico es sin duda uno de los más tenido en cuenta por los pescadores, ya que su valor puede llegar a ser decisivo en determinadas zonas de pesca.

La fuerza del viento, su intensidad y su dirección de procedencia es lo que más nos debe de importar a la hora de decidir en conjunción de otros valores  que tipo de jornada afrontar, así como que especies y que pesqueros son más favorables, es entonces cuando comienza una criba de pesqueros que dejan de cumplir requisitos según dicho pronóstico, que por cierto poco suele variar de lo que anuncian las agencias encargadas de su información o web’s, pues el viento es una valor relativamente fácil de pronosticar si no es que se encuentre en medio de una borrasca, en tal caso girará con cambios de dirección con el trascurso de las horas.

El viento es un factor que además conociéndolo e interpretándolo nos puede ayudar a barruntar un cambio de tiempo repentino o que tenderá a hacer el tiempo en los próximos días. Ya que están ligados a los movimientos de las columnas de aire y son evidencia de los cambios de presiones con lo cual se puede llegar a pronosticar el tiempo.

Es un elemento muy a tener en cuenta e interesante de aprender a dominar e interpretar puesto que si conocemos las zonas costeras podemos decir que tenemos un aliado en cuanto a indicadores de actividad en determinadas zonas de costa o pesqueros. Tanto si estos vientos son fuertes y afecten al estado de la mar, o sean débiles y nos ayude a determinar o elegir pesqueros que ofrezcan a las especies comida en los cortes de piedra por ejemplo en una época favorable a una especie concreta.  Este valor lo podemos barajar desde su impetuoso estado que puede llegar a tener durante temporales o precisamente en su ausencia, ya que hay arenales extensos que según épocas biológicas sin movimientos de fondo nos dará poca actividad de especies y escasez de presencia de pesca alimentándose. Pero sin embargo fondos mixtos o pedregales con un suculento menú de crustáceos y moluscos más adecuados a días placidos.

El concepto pues creo a tener más en cuenta acerca del aire es pues su procedencia y su intensidad.

Con esta información anticipada podemos saber que puede dar de si una zona del litoral, en función a dicho pronóstico elegir bien estrategia y preparación adecuada de equipo de pesca ( aparejos, plomos, anzuelos cebos )

 

Estados de la mar

Este factor es muy trascendental a la hora del desarrollo de la jornada de pesca en si, pues hay veces que condicionará bastante como nos va a dejar pescar. Pero durante el pronóstico nos puede ayudar en función que especie decidamos salir a buscar que escenario y con que alternativas elegir.  En este factor recomiendo tener muy en cuenta que tenderá a hacer la mar posteriormente a nuestra salida y tener en cuenta el estado previo en el que se encontraba esta. El por qué es muy sencillo, basándonos en que los peces usan los comederos de costa en determinados momentos, no es malo tener en cuenta si hay indicios evidentes de que una determinada especie lo usará puesto que en día previos no han sido muy favorables estas condiciones o en los posteriores no lo van a ser tampoco. Es decir las estabilidades del estado de la mar o sus temporales podemos utilizarlos de forma de referencia, según especies y sus costumbres para entrar a comer a zonas limítrofes costeras. Ya que sus condiciones fisiológicas les permiten depredar o no según que circunstancias y en  que momento biológico se encuentre la especie.

Algo a tener muy en cuenta en nuestras salidas si queremos aprender a dominar conceptos como la previa presunción del uso de los comederos  en diferentes especies es entender que estos animales siempre irán por delante de lo que acontecedera la mar porque le vas la vida en ello, dependen del medio y tienen un cálculo asombroso de sus energías, las cuales gestionan de una forma que desconciertan a la mayoría de los pescadores deportivos que dependemos de sus ganas de comer para pescarlos.

Son capaces de anticiparse tanto para activarse como para desactivarse. Así pues en función del pronóstico del estado de la mar previsto, teniendo en cuenta lo que ha estado haciendo la mar días previos y lo que hará esta en días posteriores y conociendo la especie podemos a ir a buscar una determinada especie concreta con garantías y desarrollar nuestra estrategia para ello.

 

Temperatura del agua

Es algo muy interesante este tipo de información que suelen ofrecernos también algunos medios de comunicación.

Muchos son los pescadores deportivos que tienen en cuenta dicho valor para poner en marcha una temporada concreta hacia una especie o el fin de la misma, asociando ya sea su presencia por determinadas zonas de costa o sus hábitos de alimentación en relación a sus momentos de interrelación con las zonas de pesca.

La temperatura del agua ofrece estímulos que el pez asocia directamente con determinadas actividades temporales, e incluso con el descarado aprovisionamiento de nutrientes entre otros.

El agua tiene una temperatura normalmente cíclica independiente del exterior o la temperatura atmosférica. Ya que sus principales agentes que la modifican son las corrientes marinas que se encargan de trasportar masas de agua de un lugar a otro.

 

Presión atmosférica

Uno de los valores más importantes y menos tenidos en cuenta por los pescadores deportivos. Es sin duda uno de los mayores tabúes de los cuales existen en la pesca.

Principalmente tendremos en cuenta los vínculos de relación que existe entre conceptos básicos asumidos por el pez para su supervivencia como los  anteriormente citados antelación de los acontecimientos meteorológicos y por consecuencia los estados de la mar provocados con estos que disponemos nosotros con esta información.

Son claves estos parámetros para poder anticiparnos a un momento de pesca donde nos encontremos con una actividad favorable para pasarlo muy bien.

La presión atmosférica es el peso que tiene una columna de aire sobre la superficie terrestre, y el aparato que mide las oscilaciones o cambios de presión se llama barómetro.

Las presiones suelen modificarse y oscilar entre altas presiones o  también llamados Anti ciclones y bajas presiones o Borrascas. Estos movimientos o fluctuaciones lo mide un aparato que se llama Barómetro. Con este aparato se puede conseguir ver que hace la presión atmosférica por medio de su medida que son bares ( entre otras unidades )

Un cambio ascendente en la presión nos indica que el tiempo tiende a estabilizarse, independientemente de como este el tiempo en la actualidad o el estado de la mar que es lo que nos concierne a nosotros. Si esta subida de presión es lenta y paulatina apenas traerá viento este cambio. El viento recordemos que lo provoca el movimiento de masas de aire. Pero si el cambio en esa subida de presión es brusco y rápido traerá mucho viento.

Siempre que tienda a subir el barómetro el tiempo tiende a estabilizarse y a mejorar con lo cual podemos asociar este concepto con la actividad alimenticia de especies que precisen esta disposición ambiental para su alimentación. Y momentos puede dar momentos muy activos si vienen después de largos periodos inestables o corresponden a una época favorable para aprovisionamiento de grasas. Los pesqueros que podemos elegir pueden ser aquellos que reúnan tales requisitos de especies que compongan la dieta de estos animales que normalmente suelen ser recolectores o depredadores en superficie o media agua.

Con la bajada paulatina del barómetro hacia las bajas presiones encontramos condiciones asociados a frentes fríos e inestabilidad atmosférica, hay muchas especies que aprovechan estos días para recolectar y depredar en los comederos costeros ricos en nutrientes puestos a la vista en el temporal. Hay especies mejor adaptadas a estos periodos que se les despierta el apetito y merodean los lugares con fondos movidos. Un periodo de inestabilidad puede dar muy buenos frutos al principio si esta bajada del barómetro es lenta y da tiempo a los peces a guarecerse en aguas mas favorables energéticamente hablando. Y al final de dicha inestabilidad puede dar momentos muy buenos de pesca.

Es importante que no asociemos una estabilidad atmosférica con días soleado siempre. Una estabilidad atmosférica corresponde a un periodo sin alti bajos o sin movimientos de cambio de presión. Hay que distinguir lo que significa inestabilidad de mal tiempo o estabilidad atmosférica con un día perfecto de Sol. Simplemente es un factor que nos permite estar en el pesquero cuando el pez vaya acudir para alimentarse por su propia capacidad de anteponerse a las condiciones climáticas.

Un valor que requiere una perspectiva mayor a la jornada elegida como son también los días posteriores y la época en la que se encuentra el pez

 

 

Tablas de mareas

Este factor es fijo, es decir no es aleatorio pues está relativamente bien calculado con bastante antelación por medio del calendario Solunar. Calcula los momentos de actividad previstos de los peces según la teoría Solunar. Con este concepto disponible para todos los pescadores a través de la famosa Tabla de Mareas podemos desarrollar una estrategia de pesca según que momento de pesca podemos elegir en función de la lectura que hagamos de la marea prevista, pleamares, bajamares, reparos, periodos de llenante o vaciante de mareas. Cada playa y cada especie responde mejor a un momento intermareal u otro.

Los repuntes de mareas coincidentes con el amanecer o la puesta de Sol son momentos únicos de actividad por lo general, la puesta de la luna sea independientemente del estado que se encuentre dará siempre muy buenos resultados y cuando esta puesta coincide con el alba tenemos un momento de pesca inmejorable.

 

 

Especies

Debemos de tener muy claro que el conocimiento de una especie más sus costumbres alimenticias, épocas y modos de acercamientos a sus comederos de costa es la llave que nos abrirá la puerta de un pronóstico acertado.

Cada una de las valoraciones la encarrilaremos siempre hacia la interacción con una especie concreta y su posibilidad de pesca. Por eso debemos de tener muy claro cuando pueden estar presentes o como y por que en los pesqueros barajados durante la planificación

Pesqueros

En este concepto en cuanto previsión lo que tenemos que tener en cuenta,  que potencial nos puede ofrecer para las especies bajo unas circunstancias aleatorias y fijas para valorar su potencial en determinados momentos de pesca.

Para ello tendremos en cuenta su orientación, su composición, su gradiente ( hondura), exposición a corrientes y arrastre de algas o basura; sus posibilidades como comedero, su exposición a la explotación pesquera profesional, su exposición a la actividad furtiva y su exposición a su actividad de pesca deportiva. Así como su interacción con otros usuarios e incluso los días de la semana elegidos ( aunque parezca una tontería )

La planificación de una jornada de pesca está considerada por muchos de los grandes pescadores deportivos como más del 80 por ciento del acierto durante una salida ya que forma parte de la estrategia de pesca teniendo la misma importancia como saber encarnar o lanzar de una forma ejemplar.